Envío Gratis a partir de 60€

Sarna en gatos, una enfermedad cutánea muy contagiosa

La sarna en gatos es una enfermedad cutánea, muy contagiosa y aunque no te lo creas, es uno de los problemas de piel más frecuentes en nuestra consulta.

El causante de la sarna viene provocada por el ácaro, un parásito diminuto del orden los arácnidos, viven en el polvo y los puedes encontrar en todo tipo de tejidos como por ejemplo en la ropa de cama, colchones, almohadas y alfombras en otros.

imagen de un ácaro
Imagen de ácaro

Es decir, que ahora mismo pueden estar pululando por tu casa y parasitar a tu gato, e incluso a ti, sin darte cuenta.

Tu gato, una vez parasitado por el ácaro, puede desarrollar sarna afectándole la piel provocando un intenso pico, llegando incluso a causarle al gato lesiones en la piel por el continuo rascado de éste en la zona afectada.

Al ser una enfermedad tan contagiosa puede propagarse a otros peludos de la casa e incluso puede llegar a contagiarte a ti.

En este post te voy a contar en profundidad los diferentes tipos de sarna en gatos, cuáles son los síntomas que puede llegar a padecer, el tratamiento a seguir, una serie de remedios caseros para tratarlo y cómo prevenir y limpiar la zona infectada.

¡¡Toma nota que vamos a ello!! Ah y al final del post te dejo algo que creo que te va interesar.

Índice de Contenido

Tipos de sarna en gatos

Los gatos con sarna pueden padecer diferentes tipos de esta enfermedad cutánea.

El ácaro en concreto que la provoca se denomina ectoparásito y se encuentra presente en todo el mundo, si, y en tu casa también.

Cualquier gato puede contagiarse de esta enfermedad, aunque sí que es verdad que los gatos más jóvenes tienen una mayor tendencia debido a que suelen estar inmunodeprimidos.

Por otro lado, si hay un grupo grande de gatos que conviven juntos, la probabilidad de contagiarse y padecer sarna es mayor, ya que el control en dicho grupo es menor.

Sarna Otodéctica

También conocida como sarna de orejas, puede afectar a todo tipo de gatos, aunque su preferido son los gatitos pequeños.

Se denomina así porque el ácaro culpable es el Otodectes Cynotis (ácaro de los oídos) y se puede ver «fácilmente» con la ayuda de un otoscopio.

Pese a que se suele dar en la parte del oído externo, si la infestación prolifera se puede llegar a extender a la zona de la cara.

representación gráfica de ácaros en el oído lo que provoca sarna en gatos
Imagen de sarna otodéctica

¿Qué síntomas tienen los gatos con este tipo de sarna?

  • Irritación
  • Pico
  • Lesiones como consecuencia del rascado de las orejas.
  • Secreciones

En el peor de los casos, la sarna podrá viajar hacia la cara, pero la probabilidad de que afecte a otras partes del cuerpo es baja.

Sarna Notoédrica

Si la sarna en gatos de por sí es contagiosa, este tipo lo es aún más.

Tiene una fácil proliferación entre gatos que convivan juntos, ojito si tienes más de un gato.

Viene provocado por el ácaro Notoedris Cati y crea cavidades en la cabeza y cuello del gato donde deposita los huevos.

Para comprobar si tu gato padece este tipo de sarna, se suele realizar un raspado cutáneo para posteriormente analizarlo.

representación gráfica de sarna notoédrica en gatos
Imagen de sarna notoédrica

Los factores que se tienen que dar para que el gato padezca la sarna notoédrica son:

  • Gatos menores de 1 año
  • De pelo largo o medio
  • Que haya más de un gato conviviendo en grupo
  • Que estén inmunodeprimidos
  • Que tengan humedad en la piel

El síntoma principal que puede tener tu gato con este tipo es una lesión con costra, generalmente localizado en la cara y cuello (donde ponen sus huevos) aunque se puede extender a resto del cuerpo.

Cheyletiellosis, Queiletielosis o Caspa Caminante

Este tipo lo provoca el ácaro Cheyletiella blackei, de ahí el nombre, y puede llegar a confundirse con caspa.

Si se observa con más atención, verás que «esa caspa» se mueve, ya que son los ácaros que han infestado a tu felino.

Este tipo de dermatitis felina pasa a veces desapercibida porque al parecer caspa, no se le suele dar mucha importancia.

Si hablamos de gatos pequeños, el contagio puede ser tremendamente rápido, sobretodo si se mantienen en estrecho contacto.

Este tipo de sarna en gatos se puede contagiar a humanos, lo que provocará una dermatitis localizada.

Síntomas:

  • Escamación de la piel del gato
  • La descamación provocará picor en el gato

Sarna Demodécica

Realmente este tipo de sarna es mucho más frecuentes en perros, dándose muy poco en gatos.

Si aparece, seguramente es porque tu gato tenga las defensas bajas, aunque la leucemia felina también puede favorecer el contagio.

Está provocada por el ácaro Demodex Cati y su síntomatología principal es la aparición de calvas en el felino, costras en cabeza y cuello, alrededor de los párpados y ojos.

imagen de un gato con sarna democécica
Imagen de gato con sarna demodécica

¿Cómo se contagia la sarna en gatos?

Ahora que ya conoces los tipos de sarna que puede llegar a padecer tu gato te voy a explicar cómo se contagia para que sepas cómo actuar en caso de que tu minino lo esté padeciendo.

Por norma general, la sarna se contagia por el contacto con un gato infectado con cualquier tipo de ácaro responsable de provocarla.

También se conocen casos de contagio por contacto con objetos infectados, ya sabes, que si me tumbo en tu cama, que si ha tocado este ratón de juguete, etc.

Entonces, teniendo diagnosticado a nuestro gato con sarna, tendremos que poner especial cuidado qué toca y que no; o por el contrario si tu gato no lo está pero tiene contacto con otros que son susceptibles de estarlo, tendrás que tener el mismo cuidado.

Si tu gato no tiene acceso al exterior, este riesgo se minimiza, aunque siempre es conveniente estar ojo avizor.

¿Qué hacer si mi gato tiene sarna? Lo primero que tendrás que hacer el separarlo del resto (ponerlo en cuarentena, maldita palabra) y comenzar con el tratamiento que tu veterinario te haya pautado (tranquilo que más adelante te contaré cual será el tratamiento a seguir).

También tendrás que evitar que cualquier prenda, juguete u objeto que creas que el gato infectado con sarna haya podido tocar o entre en contacto con cualquier otro animal de la casa, o si no hubiera, con cualquier persona.

Después tendrás que limpiar y desinfectar todo aquello que pueda haberse infectado con los ácaros.

¿Cómo desinfectar la casa de sarna?

Para proceder a realizar una correcta limpieza y desinfección de la sarna y que quede todo limpio te recomiendo lo siguiente:

  1. Lavado de mantas, camas y todo tipo de «ropa» que tu gato infectado haya podido tocar a una temperatura de 60°C, siendo esta temperatura la óptima para eliminar todo tipo de ácaros.
  2. Utilizar algún tipo de desinfectante para limpiar las superficies que haya podido tocar el gato y así asegurarnos de que los ácaros no vuelva.

Eso sí, todo ello, te aconsejo que lo hagas con guantes y teniendo el mínimo contacto con los objetos infestados.

¿Cómo saber si mi gato tiene sarna?

La manera de saber sobre la existencia de la sarna en gatos es conociendo los síntomas que ésta provocará a tu gato.

Si bien es verdad que ya te he mencionado alguno al hablarte de los diferentes tipos de sarna que tu gato puede padecer, aquí te hago un resumen de toda la sintomatología que puede padecer para que los tengas presentes.

Cada ácaro es un mundo y los síntomas pueden variar, hay una serie de síntomas comunes que padecen todos los gatos con sarna:

  1. Caída de pelo: la más clara (ten cuidado no lo confundas con la muda del pelo del gato)
  2. Enrojecimiento de piel
  3. Picor excesivo, lo que puede provocar rascado compulsivo llegan a hacerse heridas
  4. Lamido constante de las zonas afectadas
  5. Inflamación localizada
  6. Costras en orejas
  7. Eccemas y descamación
  8. Secreciones en los oídos de un color parduzco o negro
  9. En casos más graves el oído puede sangrar o acabar con el tímpano reventado

Ahora que tienes claros los síntomas de la sarna en gatos, te resultará fácil identificarla y acudir lo más rápidamente posible al veterinario para comenzar con el tratamiento adecuado, que es lo que te voy a contar a continuación.

¿Cómo curar la sarna en gatos?

Una vez que tengamos claro que tu gato tiene sarna y de qué tipo, comenzaremos con el tratamiento para dejarlo libre de ácaros.

Dependiendo del tipo de ácaro que sea usamos diferentes productos antiparasitarios y medicamentos para la sarna en gatos.

El tratamiento contra sarna en gatos suele ser el siguiente:

Comprimidos o pastillas desparasitantes

Pese a que el ácaro es un tipo de parásito externo, solemos utilizarlo para ofrecer una mayor protección, luchar contra el ácaro y contra algún tipo de parásito interno que pueda tener.

Para este caso, yo te recomiendo los comprimidos para gatos de Credelio. Son una pastillas que puedes mezclarlas con la comida y dársela a tu gato de manera muy sencilla.

Pipetas antiparasitarias para gatos contra ácaros

Las pipetas son otro tipo de producto antiparasitario que se puede utilizar para combatir parásitos externos como ácaros.

Este producto contiene un líquido que se pone normalmente a la altura de las escápulas del gato (para evitar que pueda lamerlo) y se deja actuar, proporcionando una protección de un mes contra este tipo de parásitos.

¡¡Ojo!! No todas pueden valer para erradicar los ácaros, por eso yo te voy a recomendar una que sí suelo utilizar en casos de sarna en gatos.

imagen frontal de la caja de 6 pipetas stronghold antiparasitarias para gatos de entre 2,5 y 5kg

Pipetas para gatos Stronghold

58,76€ – 75,66€

Champús para gatos contra la sarna

Te he comentado más arriba que hay un tipo de sarna que provoca como caspa, aunque a grandes rasgos es uno de los síntomas que se pueden extrapolar a los demás tipos.

Por ello, otro tipo de producto que recomiendo para un tratamiento de sarna en gatos es el champú douxo S3 SEB, pensado para aquellos gatos que tengan problemas de descamación.

Lo puedes aplicar al gato cuando lo bañes y poco a poco verás como tanto el pelo como la piel van mejorando.

imagen frontal del champú douxo s3 seb para perros y gatos

Champú Douxo S3 SEB

21,75€

Ivermectina

La ivermectina es un medicamento para tratar la sarna en gatos y suele ser el más utilizado.

Este fármaco tiene que recetárselo tu veterinario y está pensado para combatir nematodos y ácaros.

En este caso, será tu veterinario el que indique si es necesario o no y la dosis a dar a tu gato.

Lo ideal es utilizar una combinación de los diferentes tratamientos que te he comentado para tener una mayor eficacia contra la sarna, aunque siempre atendiendo a lo que tu veterinario te diga.

Prevención, tu mejor arma contra la sarna en gatos

La mejor manera que tienes para evitar que tu gato padezca sarna (aunque no lo puedes controlar al 100%) es mediante la prevención.

Por ello realizar visitas al veterinario de manera periódica para que lo revise mantener el calendario de vacunaciones y desparasitación al día será la mejor manera de controlar el estado de salud de tu gato.

También realizar alguna revisión por tu parte en casa, mirando orejas, piel y zonas sensibles que te he comentado pueden suponer que pilles los ácaros a tiempo y evitar así que se convierta en sarna.

Por ello, desde la clínica tenemos unos planes de salud para gatos, pensados para cubrir todo esto, con consultas ilimitadas, calendario de vacunación y descuentos en productos como por ejemplo en desparasitantes.

Si quieres ver más información sobre los planes de salud para gatos te dejo el enlace aquí.

Remedios caseros para tratar la sarna

Si bien es verdad que lo primero que tienes que hacer si sospechas que tu gato puede tener sarna es acudir a tu veterinario, te voy a dejar algunos remedios caseros que puedes utilizar en caso de que tu gato esté contagiado y que puedes utilizar como complemento junto al tratamiento indicado.

  • Jabón para la sarna en gatos: bañar a tu gato con jabón de azufre es un remedio bastante efectivo debido a las propiedades antibacterianas del azufre que evitarán a la propagación de la infección.
  • Aceites esenciales: este producto no eliminará la sarna lo puedes utilizar como calmante en las zonas afectadas y aliviar así el mal rato que pueda estar pasando tu gato.
  • Ácido bórico: ayuda a restaurar la salud de la piel y tiene propiedades antisépticas.
  • Vinagre blanco: es bastante efectivo en la zona de los oídos y aniquilando a los ácaros. Debes mezclarlo con agua y suministrarlo en el oído con un gotero.

Pues estos son algunos remedios caseros para combatir la sarna, aunque como siempre digo, acude al veterinario antes de hacer nada y coméntale este tipo de remedios.

Como ves la sarna en gatos es una enfermedad de la piel bastante puñetera, que si no se trata a tiempo puede hacérselo pasar muy mal a tu felino.

Si tienes alguna duda sobre el post no dudes en ponerte en contacto con nosotras y te atenderemos encantadas.

Si te ha gustado, ¡¡compártelo!!

Facebook
Twitter
Leticia González García
Leticia González García
Especialista en fisioterapia y rehabilitación en Forvet. Postgrado neurología Improve International. Especialista en cirugía de tejidos blandos UAB. Centra su actividad en diagnóstico y tratamiento de patologías musculoesqueléticas y neurología combinándolo con fisioterapia y como cirujana de la clínica.
ebook cuidado para cachorros clinica veterinaria rioseco

¿Cachorro primerizo?

Puedes seguir leyendo sobre
gato preparado para ser esterilizado

Esterilizar un gato, la mejor decisión para su salud

Esterilizar a tu gato no sólo mejorará su calidad de vida, sino que también la alargará más. Por eso, en este post te respondo a todas esas preguntas que seguro te van a surgir cuando pienses en si esterilizar a tu gato o no.

Acceso a tu cuenta

¡¡Estás a un paso de descargarte esta guía!! 🐶

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Gracias por solicitar información

Hemos recibido tu solicitud y nos pondremos en contacto contigo en la mayor brevedad posible

Si no te llega el mensaje revisa en la bandeja de SPAM.

Nuestros últimos posts:

imagen de perro para formulario de contacto plan de salud para perros