Hernia discal en perros, síntomas y tratamiento recomendado

Una hernia discal en perros o prolapso de disco es una lesión en la que el disco intervertebral sale entre las vértebras en dirección a la médula espinal y que causa compresión en la zona.

¿Esto cómo puede afectar a mi perro?, bien, déjame hacerte una pregunta.

¿Alguna vez has visto un perro que camina mal de las patas de atrás, se tropieza o directamente no mueve las patas? Entonces es muy probable que la causa de todos esos síntomas sea una hernia discal.

Cuando venís a la clínica y me cometáis que vuestro perro tiene alguno de esto signos es muy probable que lo cause una discopatía.

Sin embargo, existen otros muchos síntomas que puedes detectar en tu perro y que te pueden indicar que pueda estar herniado. A continuación, te los cuento.

Te puede interesar: Hernias en perros, qué tipos hay y cómo tratarlas

Síntomas de una hernia discal en perros

Los síntomas que podemos encontrar varían bastante entre perros pequeños y perros grandes.

Hernias discales en perros pequeños

En perros pequeños suelen aparecer de forma temprana entre los 5 -7 años.

¿Qué pistas puedes observar para pensar que tu pequeñín esta herniado?

  • Dolor de espalda
  • Cojera de una pata
  • Apoyar una o varias patas de forma anómala
  • Caminan raro
  • Inmovilización de las patas de atrás
perro con hernia discal con las patas inmovilizadas

Esto se puede observar sobretodo si de repente saltan, se suben o bajan del sofá, salen corriendo o suben una escalera y comienzan a chillar.

En estos momentos se te viene el mundo encima y no sabes qué hacer, porque tu perro siente dolor y no sabes la razón.

Si ves este tipo de síntomas deberás acudir rápidamente al veterinario ya que el tiempo es súper importante y juega en contra de tu perro, ya que puede ser que tenga una hernia discal a nivel torácico (en la zona de las costillas).

Por otro lado si la hernia se localiza en el cuello (cervical) producirán también formas de caminar «raras» con el cuello muy rígido.

Al llevar el cuello tan rígido no quieren moverlo, se caen de las patas de adelante y de atrás o incluso en el peor de los casos ni se sostienen en pie.

Hernias discales en perros grandes

En perros de razas grandes suelen aparecer signos de dolor en la columna cuando son mayores (de los 7 años en adelante).

Poco a poco van perdiendo masa muscular en las patitas de atrás y empiezan a parecerse a una pirámide invertida (anchos de adelante y estrechos de atrás).

Los síntomas en perros grandes serían:

  • comienzan a cojear y se rozan la parte de arriba de las patas traseras
  • arrastran las extremidades y desgastan mucho las uñas
  • llega un momento en el que incluso se caen y no pueden caminar por sí solos.

Su aparición es lenta y muy progresiva, por eso muchas veces se asumen como signos de envejecimiento.

Te preguntarás, ¿por qué existe esta diferencia de perro pequeño a perros grandes?

La respuesta es sencilla, aunque la causa de ambos procesos son hernias discales los procesos son diferentes.

Tipos de hernias discales en perros

Hansen tipo I

Es la más habitual en el caso de perros pequeños.

Normalmente este tipo de hernias vienen derivadas de calificaciones del núcleo pulposo (la almohadilla que hay entre vértebra y vértebra) y ante movimientos bruscos.

Dicho núcleo sale disparado junto al material calcificado impactando en la médula.

hernia discal en perros hansen tipo I
Hernia Hansen tipo I en perros pequeños

Esta acción genera una herida en la médula y un proceso inflamatorio que hace que «la señal nerviosa» no pueda transmitirse

De este modo, dependiendo del grado de lesión e inflamación, los signos que veamos van a ser más o menos severos.

Lo positivo, dentro de lo malo que tu perro padezca una hernia discal, es que si se diagnostica e interviene dentro de las primeras 24-48 horas la tasa de recuperación es del 95%.

Hansen tipo II

Las hernias discales Hansen tipo II, son un tipo de hernia discal crónica y se dan en perros de raza grande.

Estas hernias se producen porque el anillo fibroso va desplazándose de forma lenta hacia el canal medular y genera compresión en al médula e inflamación impidiendo el paso de «la señal nerviosa».

hernia discal en perros hansen tipo II
Hernia Hansen tipo II perros grandes

Dependiendo del grado de compresión encontraremos signos más o menos graves

El hecho de ser crónicas hace que la tasa de recuperación es muy inferior tras la cirugía (entre un 60-80%) por lo que la detección temprana es fundamental.

Hansen tipo III

Además de estos dos tipos de hernias existe un tercer tipo llamado hernias discales de Hansen tipo III, de alta velocidad y bajo impacto o extrusión discal aguda no compresiva.

Independientemente de su nombre son hernias en las que el material sale de forma brusca del anillo fibroso hacia el canal medular impactando sobre la médula y generando inflamación.

Se suelen asociar a accidentes de tráfico, caídas bruscas o golpes fuertes.

Los síntomas serán similares a los anteriores sin embargo, no es necesaria cirugía descompresiva para solucionarla, pero sí una actuación temprana para impedir un gran daño en la médula.

Independientemente de cómo llamemos a la hernia, del tipo que sea y del tamaño del animal al que afecte, el proceso es similar (con pequeñas diferencias en la causa y en la forma de tratarlo).

Yo siempre os lo describo con un símil bastante gráfico.

La médula es como el agua que va por dentro de una manguera y la manguera es el canal vertebral; si tu pisas la manguera, que seria la compresión que ejerce la hernia, la cantidad de agua que pasa es mucho menor y llegando a detener el flujo de agua si pisas la manguera del todo.

Un proceso similar ocurre en una hernia discal.

¿Qué hago si mi perro tiene alguno o varios de los síntomas?

En el momento que veas que tu perro tiene alguno de los síntomas que te hemos comentado, acude lo más rápido que puedas a tu veterinario.

Una vez allí le realizarán las pruebas de imagen necesarias (radiografías, resonancia y/o tac) y diagnosticarán exactamente el lugar donde se localiza la hernia y si es necesario o no intervenir quirúrgicamente.

Si es necesario realización de cirugía se realizará la técnica quirúrgica mas adecuada según el tipo de hernia y localización.

Las técnicas más frecuentes son las hemilaminectomías cuando son hernias situadas a nivel torácico o lumbar y el slot ventral cuando la hernia es cervical. Existen otras muchas técnicas de uso menos frecuente.

realización de hemilaminectomía en caso de hernia discal en perros
Realización de una hemilaminectomía

Posteriormente según el tipo de lesión, cirugía y evolución se iniciarán protocolos de fisioterapia y rehabilitación para estimular el sistema nervioso, ganar de nuevo reflejos y aprender a coordinar la marcha.

Siempre ante una hernia discal, hay que guardar la calma, acudir a un profesional que te de una rápida respuesta y seguir los pasos indicados.

Nosotros como especialistas en neurología veterinaria, tratamos muchos de estos casos, por lo que sabemos muy bien que la rapidez de detección y actuación es lo más importante para la salud de tu peludo.

Con trabajo y preseverancia se logran grandes cosas.

Tratamiento para la hernia discal en perros

Dependiendo de la gravedad de la hernia con la que nos encontremos, el tratamiento a seguir puede ser más directo o más conservador.

Tratamiento conservador

En aquellos casos en los que la hernia todavía no está muy avanzada y requiera de una cirugía, existen una serie de acciones que puedes realizar para aliviar la situación de tu mascota.

  • Reposo absoluto: para asegurarnos de que la cosa no vaya a más y tu perro se recupere, éste deberá estar durante un mes en reposo. Con esto favorecemos a la desinflamación de los tejidos buscando corregir la posición de la columna, aliviando el dolor.
  • Medicamentos: analgésicos y antiinflamatorios suelen ser los fármacos recomendados para estos casos, aunque con la contraindicación de que al reducir el dolor que el perro siente, éste quiera realizar una actividad física normal, sin tener en cuenta que la lesión continúa.

En ambos casos, siempre acude al veterinario antes de realizar ninguna acción.

Post operatorio hernia discal en perros

Para lo casos que los que se necesite cirugía, te voy a comentar cómo sería el post operatorio y los cuidados que habría que realizar.

Ya te lo hemos comentado, pero una vez realizado la cirugía y dependiendo del diagnóstico y evolución, lo más recomendable es la realización de fisioterapia veterinaria.

Dentro de la fisioterapia, las acciones que podemos realizar pueden ser:

  1. Uso de cintas de correr
  2. Calor mediante lámparas infrarrojas
  3. Soporte lumbar
  4. Electroestimulación

Hay algunos ejercicio, como los cavalettis que pueden ayudar a tu perro con la rehabilitación.

Hasta aquí todo lo que debes saber sobre la hernia discal en perros. Ya sabes, antes cualquier síntoma o comportamiento extraño no dudes en acudir a tu veterinario.

Si tienes alguna duda y quieres ponerte en contacto con nosotros, no dudes en hacerlo, y te ayudaremos a ti y a tu peludo en lo que podamos.

Leticia González García
Leticia González García
Especialista en fisioterapia y rehabilitación en Forvet. Postgrado neurología Improve International. Especialista en cirugía de tejidos blandos UAB. Centra su actividad en diagnóstico y tratamiento de patologías musculoesqueléticas y neurología combinándolo con fisioterapia y como cirujana de la clínica.

Comparte el artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Puedes seguir leyendo sobre

Acceso a tu cuenta

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
imagen para sidebar plan de mascotas posts

Planes Salud Mascotas

en esterilización de perros

¡¡Plazas Limitadas!!

30% de descuento esterilización perros

¡¡Plazas Limitadas!!

Perras Desde

150,50€

Perros Desde

98€

*Precio con descuento aplicado

¡Oferta hasta el 27 de Noviembre!

Gracias por solicitar información

Hemos recibido tu solicitud y nos pondremos en contacto contigo en la mayor brevedad posible

Si no te llega el mensaje revisa en la bandeja de SPAM.

Nuestros últimos posts:

imagen de perro para formulario de contacto plan de salud para perros