Envío Gratis a partir de 60€

Espigas en perros, las zonas más comunes donde se clavan

Ya se acerca el buen tiempo, comienzan los paseos largos con tu perro por el campo y tu perro corre, salta, se reboza por cualquier lado y claro…. ya la tienes liada.

Con casi total seguridad tu perro volverá a casa con alguna que otra espiga. Las espigas en perros son algo muy normal durante esta época del año, más común que durante las épocas más frías.

Usualmente durante estos paseos, las espigas pueden acabar clavándose en zonas del cuerpo de tu perro, las cuales si no son retiradas, pueden causarles serios problemas.

Créeme que sé de lo que hablo. Son varios los casos que me llegan a la clínica durante ésta época como consecuencia de las espigas.

Por eso en este post te quiero contar las zonas más usuales donde puedes encontrar espigas en tu perro y cómo evitar que esto ocurra.

¿Qué es una espiga?

Antes de contarte las zonas donde se suelen clavar con más asiduidad las espigas en perros, te voy a explicar brevemente qué es una espiga.

Las espigas son el soporte de todas aquellas plantas gramíneas (como los granos de cereales) cuya principal función es ayudar a las semillas a propagarse.

Para cumplir tal efecto suelen tener una forma de arpón y paraguas, perfecto para engancharse en el pelo de tu perro y favorecer así, una vez más, la propagación de las semillas.

Su forma de paraguas evita que se caiga con facilidad y favoreciendo una mayor incrustación.

una espiga de trigo con semillas
Espiga de trigo

Como ves, hay que tener mucho cuidado con ellas.

¿Dónde se clavan las espigas en perros?

Los perros al ir a pelo (nunca mejor dicho) tienen una mayor propensión a que las espigas se acaben clavando en cualquier parte de su cuerpo peludo.

Por eso, te cuento cuáles son las zonas más comunes donde pueden encontrar una espiga en tu perro.

Zonas interdigitales: entre los dedos de las patas

Como los perros no usan zapatos, las espigas tienen una gran facilidad de clavarse entre los dedos de tu perro.

También es una zona difícil de ver a simple vista, por lo que hasta que no le cause dolor a tu perro, pueden estar ahí sin saberlo.

Si éste es el caso, lo que tendrás que hacer es quitarle al espiga a tu perro, ya que si no lo haces, puede acabar introduciéndose más y provocar una herida o un absceso.

almohadillas de perro, zona interdigital donde encontrar espigas en perros
Zona interdigital del perro

Incluso, si se va clavando poco a poco y se inserta debajo de la piel, puede acabar provocando una fístula a tu perro.

En este caso, acude a tu veterinario, el cual tendrá que realizarle una pequeña cirugía veterinaria bajo anestesia o sedación para poder extraerla y curarlo.

Espiga en el pelo del perro

Esta digamos que es la zona más común de todas, sobre todo si tu perro tiene el pelo largo.

Inevitablemente las espigas se quedarán enganchadas en el pelaje de tu pelo mientras éste pasea y pasa por su lado.

En este caso, tendrás que estar pendiente y revisar el pelo de tu perro para encontrarlas.

Este tipo de espigas en perros también pueden ser peligrosas, ya que al estar escondidas entre el pelo, si no se retiran, se le pueden acabar clavando al perro en zonas peligrosas.

En cuyo caso deberás acudir al veterinario para que le realicen una radiografía para localizarla y posteriormente extraerla mediante cirugía.

Ejemplo de una extracción de una espiga en perros, que se clavo en la piel a raíz de ser un perro con pelo largo, la cual acabó penetrando la musculatura hasta alojarse entre el esófago y la tráquea.

Espiga en los oídos

Otra de las zonas comunes y peligrosas donde me suelo encontrar espigas en perros que acuden a la clínica.

Esta zona es muy sensible, ya que una espiga aquí puede perforar el tímpano del perro y dejar a tu perro sordo.

Los síntomas suelen ser parecidos a los de la otitis en perros.

Aunque uno de sus síntomas es el ladeo de la cabeza, a veces se puede confundir con el síndrome vestibular.

En cualquier caso la espiga en el oído del perro suele ser muy molesta y bastante dolorosa.

Ante el más mínimo síntoma, acude al veterinario para que le realice una exploración y elimine la espiga.

Espiga en la nariz del perro

¡¡Como nos gusta la nariz de nuestro perro verdad!!

Seguramente, como buen perro, irá con la nariz por el suelo cuando salís a pasear para no perderse ni uno de los olores de la calle.

Esta acción tan natural para ellos, puede suponer que acabe con una espiga clavada en la nariz.

Es muy común encontrarse en esta zona también espigas por la razón que te he comentado.

Cuando las espigas se clavan en la nariz provocan en el perro fuertes y frecuentes estornudos. También puede darse el caso que la nariz del perro comience a sangrar.

Esto se debe a que tu perro se «rasca» o frota la nariz para aliviar el picor, pero lo único que consigue es clavarse más la espiga.

Ante esta situación acude al veterinario.

perrita sedada para extracción de espiga en la nariz
Extracción espiga en nariz perrita sedada

Espigas en los ojos

Sí, sí, en los ojos.

Los ojos son también una zona común en la que encontrarte una espiga en perros.

Una vez que la espiga esta alojada en el ojo, por norma general globo ocular o párpado del perro, éste comenzará a inflamarse y el perro lo medio cerrará.

Ante esta situación acude al veterinario cuanto antes y controla que el perro no se frote la zona, ya que puede provocar la espiga se clave más y acabe quedándose ciego o perdiendo el ojo.

espiga alojada en ojo de teckel
Espiga en ojo de teckel

Esta zona en concreto es muy importante que se extraiga cuanto antes.

¿Qué puedes hacer para evitar que se clave una espiga en tu perro?

Ahora que ya conoces las zonas más comunes donde se suelen encontrar espigas, te voy a dar unos consejos para evitar que se claven espigas en tu perro.

  • Después de cada paseo revisa tanto el pelo como los orificios de tu perro, como las zonas entre los dedos.
  • Evitar en la medida de lo posible pasear por zonas donde haya una gran cantidad de espigas, hay que minimizar la exposición.
  • Si tu perro es de pelo largo, te aconsejo que lo cepilles diariamente si puedes para quitar cualquier posible espiga en su pelaje.

Como puedes ver, evitar en la medida de lo posible que a tu perro se le claven espigas no es nada complicado si sigues los consejos que te he dado.

Las espigas en perros, aunque aparentemente inofensivas pueden llegar a causar graves problemas si no se retiran a tiempo.

Ante cualquier problema o síntoma, acude a tu veterinario para eliminar la espiga de una manera segura y adecuada, evitando así cualquier posible lesión en el perro.

Si te ha gustado, ¡¡compártelo!!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Leticia González García
Leticia González García
Especialista en fisioterapia y rehabilitación en Forvet. Postgrado neurología Improve International. Especialista en cirugía de tejidos blandos UAB. Centra su actividad en diagnóstico y tratamiento de patologías musculoesqueléticas y neurología combinándolo con fisioterapia y como cirujana de la clínica.
Leticia González García
Leticia González García
Especialista en fisioterapia y rehabilitación en Forvet. Postgrado neurología Improve International. Especialista en cirugía de tejidos blandos UAB. Centra su actividad en diagnóstico y tratamiento de patologías musculoesqueléticas y neurología combinándolo con fisioterapia y como cirujana de la clínica.
ebook cuidado para cachorros clinica veterinaria rioseco

¿Cachorro primerizo?

Puedes seguir leyendo sobre

Acceso a tu cuenta

¡¡Estás a un paso de descargarte esta guía!! 🐶

Gracias por solicitar información

Hemos recibido tu solicitud y nos pondremos en contacto contigo en la mayor brevedad posible

Si no te llega el mensaje revisa en la bandeja de SPAM.

Nuestros últimos posts:

imagen de perro para formulario de contacto plan de salud para perros